Producción y consumo responsables

Producción y consumo responsables

Este objetivo nos llama a desperdiciar menos recursos de la tierra y producir solo lo que necesitamos, sin demasiados excesos.

El desarrollo sostenible se basa en la economía circular, una economía que tiene como objetivo mantener el valor de los productos, materiales y recursos durante el mayor tiempo posible y minimizar la producción de residuos. Se trata, por tanto, de reducir el uso de los recursos naturales, reducir los residuos plásticos, tóxicos y contaminantes, eliminar la producción de artículos desechables y reducir los residuos (residuos de todo tipo, incluidos los alimentarios).  

Hoy la humanidad usa más de lo que el planeta puede ofrecer: todo lo que el hombre consume en un año, el planeta tarda año y medio en regenerarse y reproducirse. El planeta está teniendo demasiados problemas para mantenerse al día con el consumo humano.  

Acciones como reciclar, ahorrar o reutilizar recursos son acciones de consumo responsable.